Aceite de Oliva Virgen Extra

Aceite de Oliva Virgen Extra

Más información sobre el Aceite de Oliva Virgen Extra.-

Lo que tiene que tener en cuenta el consumidor del Aceite de Oliva Virgen Extra.-

Se consideran tipos de aceites de oliva vírgenes, aquellos que siendo de la misma categoría son diferentes porque:

  • Pueden proceder de una variedad predominante de aceituna diferente.
  • Pueden proceder de una combinación de variedades diversas existentes en las zonas de producción.
  • Un componente aromático se manifieste más, debido a las condiciones climáticas distintas y especiales en cada campaña.
  • Las aceitunas en el momento de su recolección se encuentran en estado de madurez diferente.
  • Las aceitunas hayan sufrido ataque de plagas, atrojado, etc.
  • O que el aceite de oliva virgen no se haya conservado en condiciones idóneas.


Cada variedad de aceituna imprime un sello de identidad al aceite. Además, se encuentra adaptada a unas condiciones ambientales, tanto edafológicas como hidrológicas y climáticas; sin olvidarnos del factor humano sobre las condiciones de cultivo. También tenemos que tener en cuenta las sorpresas climáticas que a veces nos ofrece la naturaleza con la consiguiente influencia sobre los frutos.

Considerando todos estos factores se puede decir, por ejemplo, que un aceite de oliva virgen EXTRA con Denominación de Origen Protegida Montes de Toledo sea diferente de un aceite de oliva virgen EXTRA de la Denominación de Origen Protegida Aceite del Bajo Aragón. Y no por ello son mejores o peores, si los dos cumplen con la Reglamentación.

Pero como dice el refrán "sobre gustos no hay nada escrito". El que un mayor número de consumidores tenga preferencias por un determinado producto no significa que éste sea mejor, al igual que ocurre con un programa de TV con mucha audiencia, no significa que sea mejor programa que otro que tenga menos espectadores. Los consumidores tendremos que ir aprendiendo que nuestro gusto personal, por un determinado producto, no significa que otros sean peores.

Hay que decir, que el consumidor tiene que empezar a escoger el tipo de aceite para cada plato. Al igual que hacemos con los vinos, que diferenciamos según acompañe a la carne o al pescado, con los aceites ocurre lo mismo. Debemos utilizar un tipo de aceite para las ensaladas, por ejemplo, y otro distinto para freír. El consumidor tiene que empezar a probar los distintos aceites que se producen en el estado español y escoger los que más le gusten para utilizarlos con los distintos platos gastronómicos que consume. No es bueno la utilización del mismo aceite para todo tipo de platos (es lo que hemos venido haciendo hasta ahora), los aceites como los vinos son distintos y van mejor con unos alimentos y no van tan bien con otros.

Invitamos al consumidor a que consuma Aceite de Oliva Virgen Extra de las diferentes Denominaciones de Origen que tiene España. A que se familiarice con los distintos sabores y olores de los diferentes aceites. Costará un poquito más que un aceite de oliva normal, pero el placer de disfrutar un buen Aceite merecerá la pena. 


Que disfruten y … buen provecho.

Para saber más sobre el Aceite de Oliva Virgen Extra les invitamos a visitar la web www.cerespain.com

KoineCommerce © Cerespain