Turrón blando
Turrón blando calidad suprema de la Indicación Geográfica Protegida Turrón de Jijona o Torró Xixona. Elaborado con miel de primera calidad Mellarius de la empresa Buleo Miel y almendras de la comarca de La Manchuela (Cuenca).
Se comercializa en tabletas de 300 gramos.
Turrón blando artesano Peñín
Turrón blando artesano del maestro pastelero chocolatero Jacinto Peñín de calidad suprema. Elaborado con almendras tostadas (69%), miel de primera calidad (12%), clara de huevo y emulgente E-471.
El Maestro Pastelero Chocolatero Jacinto Peñín es toda una institución en la localidad leonesa de La Bañeza, en la provincia de León, y uno de los mayores expertos en chocolate de España. Aquí en la comarca de la Maragatería, en la provincia de León, se elabora uno de los mejores chocolates de España.
Se comercializa en tabletas de 300 gramos, en un contenedor de madera con lazo. Sello de Calidad TIERRA DE SABOR, de Castilla y León.
Turrón duro
Turrón duro calidad suprema de la Indicación Geográfica Protegida Turrón de Alicante o Torró d'Alacant. Elaborado con miel de primera calidad Mellarius de la empresa Buleo Miel y almendras de la comarca de La Manchuela (Cuenca).
Se comercializa en tabletas de 300 gramos.
Turrón duro artesano Peñín
Turrón duro artesano del maestro pastelero chocolatero Jacinto Peñín, de calidad suprema. Elaborado con almendras tostadas (65%), miel de primera calidad (12%), clara de huevo y oblea (fécula de patata y aceite de girasol). Puede contener trazas de sésamo.
El Maestro Pastelero Chocolatero Jacinto Peñín es toda una institución en la localidad leonesa de La Bañeza, en la provincia de León, y uno de los mayores expertos en chocolate de España. Aquí en la comarca de la Maragatería, en la provincia de León, se elabora uno de los mejores chocolates de España.
Se comercializa en tabletas de 300 gramos, en un contenedor de madera con lazo. Sello de Calidad TIERRA DE SABOR, de Castilla y León.
Turrones y dulces

Turrones y dulces

Los dulces.-

La elaboración de pasteles o productos dulces se debe al descubrimiento de la miel y el azúcar, por parte del hombre. Esto ocurrió hace muchos siglos. La miel de abeja se conoció antes y el azúcar se cree que procede de Nueva Guinea, y de aquí paso a la India. Esto ocurrió unos 10 siglos antes del nacimiento de Jesucristo. En la época de Jesucristo los panaderos también eran pasteleros.

La caña de azúcar llegó a América con su descubriendo y encontró un compañero perfecto, el cacao. Surgiendo el moderno chocolate. Juntos viajaron a Europa y al resto del mundo.

Primero fue en Persia cuando se pusieron en práctica métodos para cristalizar el azúcar. Los árabes junto con los romanos llenaron el Mediterráneo de refinerías de azúcar. En los países árabes se hicieron muy populares los dulces de azúcar con frutos secos. En esta época, siglo X, el azúcar era considerada una golosina y se creía que tenía propiedades curativas.

Como ya hemos dicho con la llegada de los primeros españoles y portugueses, el azúcar llego a América y se extendió su cultivo rápidamente por el continente. En Europa, en la época de Napoleón, se empezó a sacar azúcar de la remolacha. Es consecuencia del bloqueo naval de los ingleses a Europa. Hoy el 40% del azúcar mundial procede de la remolacha. España es un gran productor.

Desde muy antiguo en Europa la elaboración de dulces y pasteles era una práctica habitual en las familias. Todo empezó a cambiar en la trastienda de las farmacias. Se añadía azúcar a los jarabes para que supieran bien. Luego las pastelerías surgieron a partir de las farmacias.

También se vio la necesidad de conservar los alimentos durante largo tiempo. Así surgieron las mermeladas y la leche condensada, por ejemplo.

Gracias al gran excedente de almendras y miel surgió el turrón. Un dulce muy mediterráneo y muy navideño.
Para terminar, esta exposición, decir que fue en el siglo XIX cuando surgieron las pastelerías y confiterías modernas. Hoy en día son numerosos los productos que se elaboran gracias al azúcar y la miel.  Ha tenido un gran auge la pastelería salada, dada la gran demanda, para meriendas, reuniones sociales, catering, etc.

Turrones españoles calidad suprema.-

Turrón de AgramuntEn España si hay algo típico en la Navidad es el turrón. Existen dos tipos de turrones: los duros y los blandos.

Pueden ser de almendra o de avellanas. Últimamente hay nuevos turros como diferentes sabores como el de mojito o el de gin-tonic. Pero los típicos y tradicionales son los que se hacen con miel, avellanas o almendras tostadas, clara de huevo y azúcar. Pueden ser duros o blandos.

Hay tres Consejos Reguladores que velan por el control de calidad de los turrones españoles:

Turrón de Alicante o Torró d’Alacant (turrón duro)

Turrón de Jijona o Torró Xixona (turrón blando)

Turrón de Agramunt o Torró d’Agramunt (turrón duro o blando)

Se comercializan en tabletas o en forma de tortas redondas de diferentes tamaños. Y por supuesto en las etiquetas y contraetiquetas tienen que venir los sellos de calidad de los diferentes Consejos Reguladores.